SABLE DE GENERAL MODELO 1945 (ARGENTINA)



Generalidades:
Desde la adopción del sable de Oficiales Modelo 1910 y hasta 1947, los generales utilizaban el mencionado sable, pero desde esa fecha, se comenzó a entregar a los generales, exclusivamente en el escalafón “combatientes”, un sable estilizado del General San Martín.


Este sable tiene una empuñadura de las llamadas “mameluco”, guarda en cruz, escudetes dobles y gavilanes simétricos que terminan en una oliva decorada con hojas estilizadas.
En ambas caras presenta en el centro de la cruz un trébol de cuatro hojas.


El mango está formado por dos cachas de madera laqueadas de negro, con forma de pistola y unidas por un tornillo embutido, estas cachas están segrinadas en su primera mitad, cerca de la cruz, y tiene además orificio para la dragona.



La hoja es lisa, sin vaceos, y tiene grabados al acido reglamentarios como el Modelo 1910.
En su cara derecha, dentro de una reserva de laureles, hay una granada, la figura de la República, y el escudo nacional.


En la cara izquierda, dentro de una reserva también de laureles, la leyenda “SEAN ETERNOS LOS LAURELES” en letras góticas.


La vaina es de metal de sección rectangular pintada en color negro mate áspero (martelet), y últimamente forrada en cuero negro.
El brocal es largo y se continúa en la abrazadera superior, está decorado con una franja de fantasía en todo su contorno, que remata en hojas en ambos extremos.
La boquilla está integrada al brocal y sigue la forma del escudete inferior, terminando en una borla plana de inspiración árabe.
La abertura en el borde interior tiene una saliencia o reborde que el sable original no tiene.
Las guarniciones son de una aleación de bronce dorado mate, fijadas a la estructura por tornillos.
Tiene dos abrazaderas con diseño romboidal convexo estilizado y están cinceladas igual al brocal, con un segrinado punteado en los bordes interno y externo.
Los pitones son tubulares con una banda central de media caña, y las anillas son de bronce.
La contera es larga y su contorno es igual al del brocal, está adornada con motivos vegetales, má profusamente es su cara derecha.
El borde interior también está cincelado con similares rameados y un segrinado como las abrazaderas.
El batiente es del mismo material.
Largo de la empuñadura: 135 mm.
Largo de la hoja: 740 mm.
Ancho de la hoja: 24 mm.


La gran mayoría de los sables carecen de rodela en su contera, aunque algunos ejemplares se han visto con ella.
Hay que decir también, que a esta réplica reglamentaria, se suma un facsímil fabricado para obsequio por orden gubernamental.
Este facsímil respeta bastante las características del original, aunque tiene varias pequeñas diferencias con el reglamentario.
Algunos generales utilizaron el facsímil en lugar de la réplica reglamentaria.
Se autorizó su uso por decreto N° 12.581 del 22 de Junio de 1950, firmado por Juan Domingo Perón y Franklin Lucero, decreto que se publicó el 24/06/1950 en el Boletín Oficial.
(Bibliografía consultada: “Sables del Ejercito Argentino desde 1870” de Alejandro E. Fargosi)


El sable de las fotos presenta a lo largo de la cara derecha de la hoja, varias picaduras de oxido por el poco cuidado en su preservación. Este sable es de los primeros fabricados en el Arsenal Esteban de Luca y no tiene marca visible, cosa que sí ocurrió con los posteriores fabricados por proveedores privados, cuya marca se encuentra en el talón, bajo el escudete derecho.


AUTOR: Hugo Alberto Medina para Bacotácticos.
hmedina59@gmail.com
Publicar un comentario en la entrada