STILL RAMBO DESARMABLE - HISTORIA DE STILL (ARGENTINA)



Mientras vemos unos de los últimos ejemplares rescatados por mi amigo Gustavo Guarido de la fábrica Still de Rosario, Santa Fe, Argentina, comparto con Uds. los datos que Gustavo pudo recopilar en sus largas charlas con el dueño de la fábrica, el Sr. Luis Riva, que a sus 93 años accedió a contar un poco su historia para Bacotácticos.


Still inició sus actividades en el año 1977, propiedad de Luis Riva y sus amigos le dicen Tito. La fábrica estaba situada en la calle Coronel M. Biedma a la altura del 7300.
Desde sus comienzos la actividad principal fue la fabricación de cabinas blindadas para entidades bancarias y camiones blindados, ya durante los años ochenta la actividad se diversificó logrando fabricar un si números de artículos que entre ellos encontramos cuchillería para frigoríficos, deportiva y militar, cañas de pescar, tacos de pool, parillas para pescado, etc.


Los años fuertes de la fabricación de cuchillos fueron desde el año 1986 hasta que cerraron en el año 1995. Comenzaron con cuchillos para frigoríficos que tenían la particularidad que sus cachas de madera se recubrían con fibra de vidrio para evitar la acumulación de bacterias y se lograba un producto más resistente que los de plástico termo formados.


Con muchas ideas innovadoras en aquellos años para la industria cuchillera de nuestro país, es que podemos destacar la fabricación de kit de herramientas para usar acoplados a los mangos de cuchillos (ver en catálogo n° 56), la fabricación de machetes especiales para monte, estos tenían 12 mm. de espesor y acá en Argentina solo se conseguían el machete para caña de azúcar que es del tipo colombiano de poco espesor.
También fabricaban el famoso cuchillo-tenedor (n°33), para ser usados por personas que carecen de una mano, de los que se pueden ver varios ejemplares dando vuelta por ahí.
Las actividades finalizaron en el año 1995, años en los que la industria nacional fue gravemente golpeada por las políticas económicas.


Entre las anécdotas que Tito nos contó fue respecto a las vainas de los cuchillos, las mismas las fabricaba H. Arpajou, que a su vez también las fabricaba a Perpiña & Porcel. Es así que llegado un momento, P&P le solicita la exclusividad a Arpajou y a fin de no perder a ninguno de los clientes, Arpajou que era una empresa familiar formada por padre e hijo se divide, pasando el padre a fabricar para Still y el hijo a Perpiña & Porcel.


Pasando al cuchillo que voy mostrando, se trata del modelo Rambo Desarmable, figura en catálogo con el número 53.
Posee vaina de plástico con fibra de vidrio, color negro, con bolsillo para las puntas y con pasa cinto realizado en tela cordura.
La hoja es tipo bowie, con filo principal, contrafilo y sierra en el lomo, realizada en acero al carbono. Las hojas podían ser pulidas o recubiertas con una pintura especial color negro.


La particularidad de este modelo es que se puede desarmar totalmente como se ve en la imagen anterior. El hecho de que se pudiera desarmar era para poder usar la empuñadura con el kit de herramientas con rosca denominado "Equipo Desafío" que figura en catálogo con el número 56 y que consta de pala, hacha y piqueta.


Como se puede ver la empuñadura es de caño hueco y tanto la hoja como el tapón contaban con o-ring de caucho sintético para hacerla estanca.
La guarda en sus extremos posee roscas para las puntas y así poder usar el cuchillo como gancho.
En el recazo izquierdo de la hoja se aprecia incrustado el logo de Still realizado en bronce.


Las medidas son:
Largo Total 370 mm. (sin el gancho del tapón)
Largo Hoja 235 mm.
Ancho Max. Hoja 48 mm.
Espesor Hoja 4 mm.
Largo Empuñadura 115 mm. (sin tapón)


Todos los modelos Rambo venían con un libro, escrito por Luis Riva, titulado "En Torno al Rambo II The Mission En la Frontera de la Supervivencia (Chaco)" en el que por medio de una historia de supervivencia en el Chaco, el autor nos enseña como usar este cuchillo para tales casos.


Para terminar les dejo una imagen de Tito Luis Riva mientras escribía una dedicatoria en el ejemplar que me obsequió de su libro.


Mi agradecimiento a Gustavo Guarido, sin él, todo este material se hubiera perdido en las nebulosas del tiempo.
"Lo que hace un hombre, lo hace otro hombre, lo imposible es cuestión de empeño, los milagros un poco más de tiempo" Luis Riva



Publicar un comentario en la entrada